BLOG

El Génesis, en resumen.

De niña, mi mamá me enseño a ser independiente, a ser responsable y libre pero sobre todo a¡Viajar! Con bajo presupuesto, con solo tres, cuatro o cinco días, quedándonos en hostales de mochileros, desayunando latas de atún y galletas pero ¡Viajar!No ser turistas si no explorar, conocer personas, las culturas, apreciar los paisajes y que esos momentos sean ¡MÁS QUE VIAJES! Gracias a ello, puedo decir que a la edad de 16 conocía gran parte del Perú, un pedacito de la Costa, Sierra y Selva. A esa edad se fue avivando más mi sueño viajar por el mundo y vivir aventuras…

Un día decidí dejar de soñar y vivir mis sueños, empecé a planificar y ahorrar y empecé por programas como lo de viajar y trabajar. Así Compré un ticket de avión a América del Norte en el 2013. Hice eso un par de veces más acrecentando esas ganas de seguir y seguir explorando. Muchas veces caí, muchas veces me levante, muchas veces me dijeron ¡Aterriza! Muchas veces no creían en mí y todas esas veces me hice fuerte, todas esas veces yo creía en mí, rezaba y eso era más que suficiente.Aun no conozco todo el mundo. Estoy viviendo mi sueño. He vivido aventuras, Explorado lugares que veía en televisión o veía en revistas.Conocí mucha gente en diferentes facetas, buena, mala y fantástica. Algunos se quedaron otros se fueron, otros me escriben y espero que otros me recuerden. En este proceso aprendí que a veces nos hacen creer que las mujeres somos el sexo débil pero en realidad somos el sexo más fuerte. Aprendí Que los viajes liberan, enseñan, apaciguan, que te ayudan, que aprendes más de ti mismo y que puedes hacer cosas que nunca pensabas que podías hacer. Que creemos que tenemos un plan, pero Dios es el único que realmente sabe nuestro destino. Aprendí a no llevarme de la opinión de nadie Porque no se trata de escapar la vida sino de no dejar que la vida se te escape.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *